Procuradores de los tribunales: Competencia arremete de nuevo contra los procuradores

En un informe hecho público ayer, la CNC critica con dureza la decisión del Ministerio de Justicia de entregar nuevas competencias al colectivo a través de la reforma de la Ley de Enjuiciamiento Civil. La Comisión Nacional de la Competencia (CNC) ha emitido un informe en el que censura con dureza la decisión del Ministerio de Justicia de ceder nuevas competencias a los procuradores.

El texto, que califica la reforma de “gravemente perjudicial para la competencia”, cuestiona el nuevo marco regulatorio que introduce el Anteproyecto de Ley de Enjuiciamiento Civil por el que se otorgan en exclusiva al colectivo algunas funciones que hasta ahora eran competencia de la Administración de Justicia, como los actos procesales de comunicación, varias ejecuciones de sentencias, los requerimientos de pago en los casos legalmente establecidos o las diligencias de embargo.

Según la CNC, cuando el ciudadano o la empresa quieran ser representados ante los tribunales deben poder elegir entre profesionales de diversos colectivos con competencias técnicas adecuadas, ya que “resulta fuertemente anticompetitivo la reserva de actividad en favor de los procuradores”.

Discrepancias

– El pasado 3 de mayo, el Consejo de Ministros dio su visto bueno al anteproyecto de Ley de Enjuiciamiento Civil que concedía nuevas competencias a los procuradores.

– El colectivo y el Ministerio han defendido que con esta reforma se agilizaría la Justicia, resolviendo en días lo que antes se tardaba meses.

– La CNC emite un informe muy duro en el que critica que se dé al colectivo exclusividad en determinadas funciones y afirma que evitar intermediarios ahorraría costes.

– Competencia asegura que “España es el único país de nuestro entorno en el que existe este sistema de representación procesal obligatorio”. Esta decisión de Justicia de reforzar al colectivo con nuevas competencias fue entendida como un modo de salvar a la profesión, que vive sus horas más bajas ante la llegada de la Ley de Servicios Profesionales que podría eliminar la incompatibilidad entre procuradores y abogados.

Competencia critica que las medidas que introduce la reforma no contemplan “la mejora de un posible interés general”, sino la voluntad de que el procurador “adquiera un papel más relevante en su función de auxilio a la Administración de Justicia”. Por ello, pide al legislador que indique “la razón por la que los ciudadanos y empresas, con plena capacidad jurídica ante la práctica totalidad de las administraciones en la UE, no pueden representarse a sí mismos ante la Administración española de Justicia”. Además, la Comisión entiende que si el objetivo es agilizar la Administración de Justicia, “existen vías menos restrictivas de la competencia para potenciar su funcionamiento en los ámbitos que el Anteproyecto ahora reserva a los procuradores”.

No es la primera vez que la Comisión emite un informe duro con este colectivo. Desde 2008, ya se ha pronunciado en al menos cinco ocasiones censurando “las restricciones a la competencia en la regulación del acceso y el ejercicio de la profesión de procurador que se derivan de su régimen legal”. Estos informes subrayaban “la necesidad de eliminar las múltiples restricciones regulatorias, innecesarias y desproporcionadas que existen en el acceso a la actividad y su ejercicio”.

El informe de la CNC, que no es vinculante, interpreta que el contenido de la reforma “robustece” ese marco legal de los procuradores que ha venido criticando en informes anteriores. Reacciones Ante estas críticas, el colectivo de procuradores es contundente. “Discrepamos radicalmente de todo lo que dice la CNC, que lamentablemente tiene un desconocimiento de lo que ocurre en Europa en materia de Justicia”, declaró ayer a EXPANSIÓN el presidente del colectivo, Juan Carlos Estévez. Asegura que estas competencias aproximan el sistema español al de los países de nuestro entorno, y sostiene que es “totalmente falso” que en Europa los ciudadanos o empresas se puedan representar a sí mismos. Estévez, que criticó que la CNC aprovechara la ocasión para volver a entrar en la cuestión de la representación procesal que no aborda la norma objeto del informe, sí quiso responder que “la desaparición de la incompatibilidad entre abogado y procurador sería un bache muy difícil de superar” porque sin ellos “quebraría el sistema de notificaciones”. El subsecretario de Estado de Justicia, Juan Bravo, explicó ayer a este diario que se trata de “un informe en clave estrictamente económica y hay que tener en cuenta también cuáles son los problemas de la Administración de Justicia. El procurador es una pieza esencial en el auxilio judicial de la que no es posible prescindir en el medio plazo”.
Fuente: Expansion.com

BUFETE APORTA & ASOCIADOS
C/ Santa Engracia 128, 1º C
28003 - MADRID
Tlfs: 914 417 922 / 55 - Fax: 913 991 780
correo@bufeteaporta.es