Fiscal: El consentimiento en la facturación electrónica

En la entrada a este blog del pasado 17 de diciembre me refería precisamente al nuevo régimen de la facturación electrónica contenido en el Real Decreto 1619/2012, de 30 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento por el que se regulan las obligaciones de facturación (http://www.boe.es/boe/dias/2012/12/01/pdfs/BOE-A-2012-14696.pdf), ahora ya en vigor.

Destacaba que se exige para la validez de la factura electrónica que el destinatario debe dar su consentimiento (eliminándose la referencia a que deba ser expreso).

Pues bien, el pasado 16 de enero se ha publicado el Informe de la Dirección General de Tributos sobre la forma en que el destinatario de la factura electrónica debe prestar tal consentimiento (http://www.agenciatributaria.es/AEAT.internet/Inicio/Novedades/2013/Enero/_16_01_2013_Informe_de_la_Direccion_General_de_Tributos_sobre_la_forma_en_que_el_destinatario_de_la_factura_electronica_debe_prestar_su_consentimiento.shtml).

Se hace eco el Informe de la interpretación dada por la Comisión Europea de modo que la aceptación por el destinatario tiene su justificación en los requisitos técnicos necesarios para recibir una factura electrónica o en la capacidad del destinatario de garantizar la autenticidad, la integridad y la legibilidad, para lo cual podría ser necesario disponer las medidas adecuadas, circunstancia que no se da en el caso de facturas en papel.  Cabe citar, entre otros, cualquier aceptación por escrito, ya sea formal o no, o el acuerdo tácito mediante, por ejemplo, el procesamiento o el pago de la factura recibida.  En cualquier caso, la decisión de usar facturas electrónicas sigue siendo, en última instancia, un asunto que deberá ser acordado por los socios comerciales.

Señala el Informe que resulta necesario que quien estuviera recibiendo las facturas en papel deberá haber tenido que ser previamente informado por ese mismo medio por parte del expedidor de, que a partir de la fecha en que quede constancia de su aceptación, se procederá a la remisión de facturas en formato electrónico.

Añade el Informe que el consentimiento informado deberá precisar la forma en que una vez aceptado se procederá a recibir la factura electrónica así como la posibilidad de que el destinatario, que haya dado su consentimiento expreso o tácito, pueda revocarlo y la forma en que podrá realizarse esa revocación.  Puntualiza el Informe que resultará necesaria la constancia expresa (por ejemplo, mediante la remisión expresa de la aceptación o, en su caso, de la no aceptación, de la factura electrónica) o tácita (por ejemplo, mediante la constatación de que el destinatario ha accedido a la página web o portal electrónico del expedidor en el que se ponen a su disposición la facturas electrónicas y no ha comunicado su rechazo a la recepción de las facturas electrónicas) de que el destinatario ha dado su consentimiento informado a la factura electrónica.

Finalmente, señala el Informe que deberá ser siempre posible la revocación de la aceptación y su comunicación que podrá realizarse en papel o por medios electrónicos y preferentemente a través del medio en el que el destinatario viene recibiendo las facturas electrónicas. Eduardo Gardeta.

Fuente: Expansión

BUFETE APORTA & ASOCIADOS
C/ Santa Engracia 128, 1º C
28003 - MADRID
Tlfs: 914 417 922 / 55 - Fax: 913 991 780
correo@bufeteaporta.es