Los despachos de abogados ya nunca serán como antes

La crisis ha cambiado algunas estructuras básicas y muy tradicionales del mercado legal, y cada vez es más evidente que los nuevos esquemas se mantendrán aún después de la recuperación económica.

La firma estadounidense Dewey & Leboeuf quebró en 2012 al no saber adaptarse a los cambios.

Cuenta la leyenda que cuando el español Hernán Cortés desembarcó en Yucatán en 1519 para tomar el Imperio Azteca, ordenó a sus hombres “quemar las naves”. El conquistador sabía que, a menos que se eliminaran las alternativas más tentadoras, sería difícil motivar a sus hombres para derrotar a un gran ejército, en el poder durante varios siglos.

El mercado legal actual es un entorno cada vez más difícil y desafiante, que requiere un enfoque estratégico y flexible frente a realidades que cambian rápidamente. Sin embargo, tal como indica el estudio Report on the State of the Legal Market 2013 elaborado por el Centro de Estudios de la Profesión Legal de la Universidad de Georgetown y Thomson Reuters, muchos abogados y bufetes parecen estar atrapados en viejos modelos –formas tradicionales de pensar sobre la economía y estructura de las firmas, procesos legales de trabajo, gestión del talento o relaciones con el cliente–, que ya no se adaptan al tipo del mercado en el que compiten.

ProductividadEl crecimiento en 2012 de la productividad –número total de horas facturables registradas por una firma dividido por el número total de abogados– en EEUU siguió siendo negativo (-1,5%). La productividad ha sido plana los últimos tres años y no se esperan mejoras en 2013.

BeneficiosEl estancamiento de la demanda, la persistente sobrecapacidad y caída de la productividad y la resistencia del cliente a aumentar los honorarios ha hecho que el beneficio por socio creciera un 3,58% en EEUU y un 2% en Reino Unido. En 2013, se prevén crecimientos de un solo dígito.

FusionesEn 2012 se anunciaron o entraron en vigor 96 fusiones transfronterizas, más que cualquier otro año, como Ashurst con Blake Dawson; SNR Denton con Casgrain y Salans; Norton Rose con Fulbright; o Herbert con Freehills. En 2013 podría seguir esta tendencia, pero en menor medida.

Salarios Principalmente debido a los recortes de abogados en las grandes firmas, el salario medio para los recién graduados ha bajado un 18% desde 2010 y un 35% desde 2009. La tendencia se mantiene. También se ha reducido un 6,4% el número de graduados que encuentran trabajo.

Como hiciera Cortés, los despachos deberían “quemar las naves”, para desterrar los modelos tradicionales, por incómodo que resulte, e imaginar formas nuevas y creativas para ofrecer servicios legales más eficientes y construir modelos de bufetes más sostenibles, según el informe.

El futuro será menos dorado para las firmas de lo que cabría esperar, una vez se supere la crisis, y las que no se adapten lo pasarán muy mal, e incluso podrían llegar a desaparecer, como ya lo han hecho despachos con mucha historia, como Howrey o Dewey Leboeuf, con oficinas en varios países del mundo, incluido España. Precisamente varias sedes que tenían estas dos firmas quebradas han sido incorporadas a las redes de otros bufetes, aprovechando así para incrementar su presencia internacional.

Otros despachos han optado por fusionarse para crecer en tamaño y ampliar territorios, como Ashurst con la australiana Blake Dawson, Norton Rose con Fullbright o la unión a tres entre SNR Denton con la canadiense Casgrain y la francesa Salans.

El informe de la prestigiosa escuela de derecho norteamericana destaca en sus conclusiones que si bien el crecimiento de la demanda de servicios jurídicos ha comenzado a aumentar modestamente tras cinco años de crisis, es probable que el mercado se enfrente a lo largo de 2013 a más meses de crecimiento relativamente lento en EEUU, pero también en otros mercados como Reino Unido y Europa continental.

El estudio proyecta que este año la mayoría de bufetes seguirán luchando para mantener la rentabilidad, combinando los efectos de una baja demanda de servicios, una disminución de las tasas de realización y un exceso de capacidad. Además, habrá únicamente un crecimiento modesto en el beneficio por socio de cuota en 2013, probablemente de un sólo dígito.

Por todo esto, el nuevo mercado es y será más intensamente competitivo, y los despachos están obligados a reorientar sus estrategias y tomar medidas para manejar sus negocios más eficazmente, como controles más agresivos del gasto, procesos para mejorar el trabajo o retener el talento, asegura la escuela de derecho de Georgetown.

Sin embargo, el informe también apunta que la buena noticia es que muchas firmas jurídicas en EEUU, pero también al otro lado del Atlántico, han comenzado en 2012 y 2013 a ver los resultados positivos de estos esfuerzos.

Los socios directores ya reconocen que los cambios fundamentales que se están produciendo en el mercado requieren respuestas diferentes que en el pasado, y el reto actual es que los bufetes y sus socios estén dispuestos a pensar más allá de los modelos tradicionales –quemando, por ejemplo, sus naves como Cortés– para probar formas nuevas y creativas de ofrecer servicios jurídicos de alta calidad, pero respondiendo a lo que demandan los clientes.

Con la mirada en Asia y Latinoamérica Las firmas estadounidenses siguieron en 2012 una expansión internacional muy agresiva a través de aperturas en todo el mundo, según el informe de Georgetown.

Se abrieron un total de 56 oficinas fuera de EEUU el pasado año, 28 en Asia –principalmente en Corea del Sur y China–, como DLA Piper y Clifford que abrieron en Corea; 15 en Europa –sobre todo en Alemania y Rusia–; seis en Oriente Próximo y África, como las que abrió Baker en Marruecos y Sudáfrica; y siete en América Latina.

Según el estudio, esta expansión refleja la necesidad estratégica de una presencia global amplia y creíble para las necesidades de clientes internacionales, e implica centrarse en regiones como Asia, América Latina y Oriente Próximo, con condiciones económicas más propicias para crecer en el corto plazo que Europa o EEUU. Se prevé que en 2013 las aperturas también se produzcan más en estas regiones al alza.

Fuente: Expansión

BUFETE APORTA & ASOCIADOS
C/ Santa Engracia 128, 1º C
28003 - MADRID
Tlfs: 914 417 922 / 55 - Fax: 913 991 780
correo@bufeteaporta.es