Los funcionarios también podrán compatibilizar la pensión con un trabajo en el sector privado.

Los funcionarios también podrán compatibilizar la pensión con un trabajo en el sector privado.

Otra novedad importante que incorpora la reforma es la posibilidad de compatibilizar el trabajo por cuenta propia o ajena, ya sea a jornada completa o bien a tiempo parcial, con el cobro de una pensión de jubilación ordinaria o demorada (Capítulo I RD-ley 5/2013).

Según explicó la ministra de Trabajo, Fátima Báñez, “el Real Decreto-ley facilita la posibilidad de ser pensionista activo, una opción que estaba muy restringida en el ordenamiento español, a diferencia de otros países europeos”.

Sin embargo, para poder acceder a esta modalidad se deberá haber alcanzado la edad legal de jubilación y el 100% de la base reguladora. Por tanto, esta opción, que el Ejecutivo denomina con el oxímoron pensionista activo, no se podrá ejercer en supuestos de jubilación bien anticipada o bien bonificada por trabajos penosos o tóxicos.

En líneas generales, (art. 3.1 RD-ley 5/2013) se abre la posibilidad de trabajar, tanto por cuenta ajena como propia, a tiempo completo o parcial percibiendo el 50% de la pensión (importe de reconocimiento inicial y de las revalorizaciones sin incluir complementos a mínimos). Una vez que el contrato acabe y el trabajador decida jubilarse de modo definitivo, percibirá el 100% de la pensión más el complemento a mínimo al que tuviera derecho (art. 3.4 RD-Ley 5/2013). Además, el pensionista no tendrá derecho a los complementos para pensiones inferiores a la mínima durante el tiempo en el que compatibilice la pensión con el trabajo (Art. 3.2).

Exención en las cotizaciones

Con carácter general estas personas quedarán exentas de buena parte de las cotizaciones sociales. En el caso de la cotización, empresa y trabaja-dor-pensionista cotizarán sólo por Incapacidad Temporal (IT) y contingencias profesionales. No obstante lo anterior, el art. 4 del Real Decreto-ley establece además una cotización de solidaridad del 8% (6% a cargo de la empresa y el 2% restante a cargo del trabajador).

Hasta ahora, la posibilidad de compatibilizar trabajo y pensión sólo existía para los asalariados a tiempo parcial y para los autónomos con ingresos no superiores al Salario Mínimo Interprofesional (SMI).

Se amplía la ‘enmienda Telefónica’ también a empresas medianas y con pérdidas

La norma modifica la disposición adicional decimosexta de la citada Ley que regula las aportaciones eco-nómicas que tienen que efectuar las empresas o grupos de empresas que ocupen a más de cien trabajadores con beneficios que realicen despidos colectivos que afecten a personas de cincuenta o más años.

De esta forma se compensa el impacto que generan estos procesos sobre el sistema de protección por desempleo y de pensiones, con el objeto de desincentivar en mayor medida los ajustes de plantilla que perjudican a trabajadores de mayor edad de forma discriminatoria.

Esta medida es conocida como enmienda Telefónica, que sólo afectaba a las grandes empresas . Pero a partir de ahora se amplía el abanico tanto por número de trabajadores como por situación financiera, ya que también se exigirá a aquellas empresas en pérdidas que en cinco años obtengan resultados positivos.

Fuente: Aranzadi

BUFETE APORTA & ASOCIADOS
C/ Santa Engracia 128, 1º C
28003 - MADRID
Tlfs: 914 417 922 / 55 - Fax: 913 991 780
correo@bufeteaporta.es