El Tribunal Supremo devuelve la custodia a una madre que se llevó su hijo a Estados Unidos al prevalecer el interés del menor

Fecha: 21/02/2013 [11:54] h.       Origen: Poder Judicial

El pleno de la Sala Primera del Tribunal Supremo ha resuelto estimar el recurso  de una madre a la que las sentencias del Juzgado de Primera Instancia y  de la Audiencia Provincial privaron de la custodia de su hijo porque la  madre incumplió reiteradamente el régimen de visitas que correspondía  al padre, al entender la Sala Primera, en síntesis, que el  incumplimiento no ampara la modificación del régimen acordado cuando la  modificación no resulta beneficiosa para el interés del menor.

Son hechos probados de la sentencia recurrida que a la madre se le  había atribuido inicialmente la guarda y custodia de su hijo,  permitiéndose además el cambio de residencia a los Estados Unidos de  América, y que dejó sin cumplir los compromisos asumidos en orden a  facilitar las comunicaciones del hijo con el padre, pese a las múltiples  actuaciones judiciales que se llevaron con tal finalidad desde el año  2006. Estos incumplimientos llevaron al padre a solicitar para sí la  guarda y custodia del menor en demanda de modificación de medidas que  fue estimada por el Juzgado y por la Audiencia Provincial. Ahora la Sala  de lo Civil del Tribunal Supremo revoca la sentencia de apelación y  mantiene el régimen inicial.

La sentencia de la Sala, de la que es ponente el magistrado Seijas  Quintana, analiza el marco normativo, nacional e internacional, con  especial atención al artículo 776.3 de la Ley de Enjuiciamiento Civil  que permite modificar el régimen de guarda y custodia «por  incumplimiento reiterado de las obligaciones derivadas del régimen de  visitas», y llega a la conclusión de que dicho precepto «debe estar  siempre subordinado al superior interés del menor, ya que el beneficio  de este es el principal criterio que debe atenderse para la adopción de  las medidas judiciales sobre su cuidado y educación».

En aplicación de este criterio, valora la Sala que los acreditados  incumplimientos del ex cónyuge custodio no justifican un cambio de  guarda y del régimen de visitas cuando las circunstancias del caso  determinan que dicho cambio no resulta beneficioso para el menor. Con  independencia del reproche que cabe realizar del comportamiento de la  progenitora custodia, lo relevante para rechazar la pretensión del  padre, dice la Sala (asumiendo el parecer expresado en el voto  particular de la sentencia de apelación) es que el menor estaba  plenamente integrado en el país de residencia, y que el cambio supondría  para él un trauma y un perjuicio mayor al tener que trasladar su  residencia a un país muy distante, y verse obligado a convivir con una  persona (su padre) a la que, por las circunstancias que fueren,  prácticamente desconoce.

Fuente: Noticias Juridicas

BUFETE APORTA & ASOCIADOS
C/ Santa Engracia 128, 1º C
28003 - MADRID
Tlfs: 914 417 922 / 55 - Fax: 913 991 780
correo@bufeteaporta.es