Corrupción y contrato de trabajo

Desde hace unos meses parece que la corrupción lo invade todo. Las relaciones laborales no quedan al margen de esta inquietante situación.

Muchas empresas me comentan que afrontan comportamientos en sus empleados antes muy esporádicos, pero ahora muy frecuentes. Despedir disciplinariamente a un empleado y conseguir la procedencia o incluso que no llegue a demandar, se está convirtiendo en algo habitual.

Me señalaba un Director de Relaciones Laborales que en su cadena de supermercados, los vigilantes de seguridad tienen que prestar atención, tanto a clientes como a empleados. Revisar mochilas y bolsos al salir del trabajo es algo habitual. Las cámaras en las filas de Cajas, algo asumido.

Otro me indica que en la entidad financiera en la que trabaja, se han disparado los casos de empleados que se autoconceden tarjetas de crédito, préstamos sin aprobación del superior o incluso apropiación de dinero de clientes con poca actividad. Existe una preocupación real por la integridad de los empleados de nuevo ingreso.

Estos dos ejemplos, hay muchos otros, manifiestan la pérdida de valores que atenaza y ahoga a nuestra sociedad y se expande por doquier.

Lo grave de esta situación es que la desconfianza empieza a instalarse en las relaciones laborales, la buena fe que debe regir una relación laboral sana, se resquebraja y muchas empresas parten de la sospecha.

En distintas ocasiones he señalado que España, además de la reforma laboral, precisa una reforma profunda de la educación. De la educación académica, la educación en valores, la educación en principios, la educación en honradez.

Apenas hace unos días, se publicaba que España es el primer consumidor mundial de cocaína y el país que más actividad genera en la nueva aplicación “MEGA” de Kit Dotcom. Con estos mimbres, es para estar más que preocupados.JMC.

Fuente: Expansión

BUFETE APORTA & ASOCIADOS
C/ Santa Engracia 128, 1º C
28003 - MADRID
Tlfs: 914 417 922 / 55 - Fax: 913 991 780
correo@bufeteaporta.es