¿Cuándo se hace la partición de la herencia?

Cuando hay varios herederos, la partición de la herencia se puede realizar ante notario, mediante la escritura de “partición y adjudicación” de herencia. Esta escritura contiene la descripción de los bienes que componen la herencia, su valor, la declaración de herederos, la cuota que corresponde a cada uno de ellos sobre la herencia, qué bienes se atribuyen en pago de la cuota, y su conformidad con la misma.

La partición de la herencia

Consiste en formalizar el reparto de los bienes del fallecido entre los  herederos. Normalmente se hace en los seis meses posteriores al fallecimiento,  periodo en que es obligatorio presentar la liquidación del Impuesto de  Sucesiones y Donaciones (ISD).

La escritura de partición permite al beneficiario cambiar a su favor la  titularidad de los bienes inmuebles en el Registro de la Propiedad, tras la  liquidación de los impuestos.

Régimen de gananciales

Antes de realizar la partición de la herencia, si el fallecido estaba casado  en régimen de gananciales, se debe liquidar la sociedad de gananciales para  adjudicar al cónyuge viudo los bienes que le correspondan. Esta liquidación  suele hacerse ante notario en el mismo acto que la escritura de la partición de  la herencia.

Conformidad de todos los herederos

Todos los herederos deben firmar ante notario su conformidad con la  “escritura de partición y adjudicación” de la herencia, la escritura pública  donde se recoge el reparto de la herencia. En esta escritura se describen los  bienes heredados, su valor real, a qué herederos se atribuye cada una y la cuota  de participación.

Atención. Si uno de los herederos se opone al reparto de la herencia, éste  queda bloqueado. Si en el testamento se ha designado un albacea, será él quien  se encargue de realizar la partición. En último término, habrá que acudir a los  tribunales. La adjudicación de los bienes, es decir, el reparto de la herencia,  puede modificarse antes de firmar si todos los herederos están de acuerdo. De  igual manera, si aparecen nuevos bienes tras la partición, se sumarán a la masa  y se repartirá de nuevo, igual que si se ha omitido a algún heredero.

Impugnación de la partición

Si alguno de los herederos considera que sus derechos se han visto  vulnerados, puede solicitar la anulación de la partición en los tribunales.

El plazo para impugnar una partición de la herencia, con un procedimiento  judicial, es de cuatro años.

Hasta que no se realice la partición por medio de escritura o procedimiento  judicial, los herederos no pueden vender los bienes.

www.Disjurex

BUFETE APORTA & ASOCIADOS
C/ Santa Engracia 128, 1º C
28003 - MADRID
Tlfs: 914 417 922 / 55 - Fax: 913 991 780
correo@bufeteaporta.es