Los procuradores de los tribunales ampliarán su elenco de funciones

La profesión de procurador de los tribunales es una gran desconocida e infravalorada. Desempeñé durante 10 años dicha labor, y es un elemento fundamental en la agilización del proceso, siendo su labor imprescindible en colaboración con el Letrado para el buen desarrollo de un proceso. Se ha celebrado en Córdoba un Congreso Nacional, al que ha acudido el Ministro de Justicia que ha manifestado su intención de ampliar sus funciones, hecho que alegrará a muchos de mis amigos/as preocupados por el hecho de que la implantación de las nuevas tecnologias les haga prescindibles.

“Los procuradores ampliarán su elenco de funciones, lo que calificaron como “una agilización de la justicia histórica sin incremento de costes”. El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, hizo ese anuncio en el XIII Congreso Nacional de Procuradores, que se inauguró ayer en Córdoba, en el que avanzó que otorgará a estos profesionales un papel más relevante en el sistema judicial, puesto que asumirán funciones de notificaciones y embargos a nivel nacional y también las de agentes de ejecución de sentencias, una figura existente en otros países de Europa.

El ministro negó que su apuesta por la resolución extrajudicial de conflictos vaya en detrimento de los procuradores, a los que considera “infrautilizados” en función de sus conocimientos jurídicos, implantación en España e infraestructura disponible. La reforma procesal de 2009, recordó el ministro, ya otorgó a los procuradores funciones en materia de citaciones y emplazamientos, un “buen camino” que su departamento está decidido a continuar.

Función comunicadora

Esta profundización del procurador como agente comunicador dentro del procedimiento judicial es positivo, según Juan Carlos Estévez, presidente del Consejo General de Procuradores, porque permitirá acortar a días lo que ahora la administración de justicia tarda en realizar “meses”. Estimó que esta media puede “coadyuvar” a la mejora del sistema judicial sin incrementar los costes. Estévez estimó que en un procedimiento tipo la asunción de este rol podría ahorrar a las partes un tiempo de diez meses. Justicia piensa que puede esta puede ser una alternativa ante la imposibilidad de incrementar personal en la administración judicial.

Ejecución

En lo que se refiere a la ejecución de sentencias, Gallardón recordó que la función privativa de los jueces es juzgar, pero no que tengan que ejecutar las sentencias, una tarea que Justicia pretende asignar a los procuradores. Se realizaría a través de una encomienda judicial, como ya sucede en el ámbito tributario.

Los procuradores entienden que el funcionamiento de la justicia no tiene nada que envidiar, sobre todo en la jurisdicción civil, al de otros países de su entorno, pero los problemas vienen a la hora de ejecutar las sentencias. “Una sentencia en sí misma no resuelve el quebranto causado”, subrayó el ministro, que apostó por reforzar con nuevas atribuciones a los procuradores.

En otro orden de cosas, el presidente de los procuradores explicó que el colectivo ha puesto a disposición del Ministerio de Justicia su nueva plataforma tecnológica Sireno, que está preparada para permitir a cualquier procurador iniciar un procedimiento desde su despacho por medios telemáticos. Este sistema comenzará a funcionar “en semanas” para las causas presentadas ante la Audiencia Nacional y posteriormente se extenderán a otras instancias judiciales. Gallardón alabó el esfuerzo inversor de los procuradores, que tendrán que hacer en el futuro otros colectivos más “rezagados”. Carlos Dívar, presidente del CGPJ y del Supremo, excuso su participación prevista en el acto inaugural.”

Fuente: Jurismadrid.es

 

BUFETE APORTA & ASOCIADOS
C/ Santa Engracia 128, 1º C
28003 - MADRID
Tlfs: 914 417 922 / 55 - Fax: 913 991 780
correo@bufeteaporta.es