La acción de división no extingue el derecho de uso al tener en la vivienda su despacho profesional

TS, Sala Primera, de lo Civil, 27-2-2012

Por sentencia de separación, confirmada en posterior divorcio, se atribuyó el uso de la vivienda familiar al marido, por desempeñar en ella su actividad profesional como abogado, de forma que los ingresos que obtenía eran los únicos de la familia.

Posteriormente, la esposa interpuso demanda de división de la vivienda común frente al marido, quien no se opuso a ello, siempre que se mantuviera el derecho de uso que le fue atribuido. El Juzgado de 1.ª Instancia estimó parcialmente la acción de división de la cosa común, pero consideró que para que se respete el derecho de uso, este debe estar originado en el art. 96 CC y seguir cumpliendo la función de servir de hogar familiar. La Audiencia Provincial revocó la sentencia y resolvió que no procedía acceder a la división de la vivienda, propiedad común de los litigantes, sin respetar el derecho de uso que le corresponde al marido, por ostentar el interés más necesitado de p rotección en los términos del art. 96 CC.

Según el Tribunal Supremo, debe procederse a la división de la cosa común, en la que ambos cónyuges están de acuerdo, pero no puede admitirse que el ejercicio de esta acción extinga el derecho de uso atribuido al marido, cuyo interés se ha considerado el más digno de protección, precisamente por tener en la vivienda su despacho profesional, sin que hayan desaparecido las razones que motivaron su atribución en la sentencia de divorcio y siendo su derecho oponible a terceros.

Fuente: El Derecho.com

BUFETE APORTA & ASOCIADOS
C/ Santa Engracia 128, 1º C
28003 - MADRID
Tlfs: 914 417 922 / 55 - Fax: 913 991 780
correo@bufeteaporta.es