Absolución de delito contra la seguridad vial del art. 379.2 CP por falta de contraste entre el resultado del alcoholímetro de muestreo y el etilómetro de precisión

 
La Sección 6ª de AP Barcelona ha dictado la Sentencia de 22 de febrero de 2012 por la que, estimando el recurso de apelación formulado por el condenado como autor de delito contra la seguridad vial del art. 379.2 CP, absuelve a éste por vulneración del derecho a la presunción de inocencia, al entender que, en contra de los sostenido por el Juzgador de Instancia, en modo alguno ha quedado acreditado que el acusado condujera su motocicleta bajo la influencia de bebidas alcohólicas y ello porque, en primer lugar, la condena se funda en los resultados arrojados por un alcoholímetro en la prueba de muestreo no contrastados por etilómetro de precisión y, en segundo lugar, en unos dudosos síntomas del acusado que había sufrido un grave accidente y se encontraba hospitalizado.

Por lo que respecta al test de alcoholemia la Sala estima que no se le hizo la prueba de alcoholemia en aire nada más de haber dejado de conducir, sino más de media hora después de caer de su moto dándose con la cabeza en el asfalto y habiéndose sido hospitalizado y, si se observan los resultados, la curva del alcohol era ascendente, por lo que, muy bien, mientras conducía, podía suceder que no rebasara los 0,60 mgs de alcohol/litro de aire espirado. Aún más y en este mismo sentido se declara que los resultados arrojados en prueba de muestreo, con aparato alcoholímetro, no hacen prueba en contra del acusado ya que fueron obtenidos con el aparato digital de muestreo utilizado por los agentes trasladándose con el aparato al Hospital donde estaba ingresado el acusado-conductor sometido a la prueba de detección alcohólica, pero no pudiendo contrastarse con un etilómetro de precisión debido a su estado de salud.

En este mismo sentido y por lo que respecta a los síntomas consistentes en el rostro congestionado y el hablar pastoso, tampoco acreditan la conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas puesto que, a juicio de la Sala, dichos síntomas que se observan por los agentes dos horas después de que dejó de conducir, una vez que se cayó de la moto que conducía y se golpeó la cabeza contra el asfalto y una vez ingresado en el hospital bien podrían deberse a la conmoción cerebral que padeció.

 

Fuente: El Derecho.com

BUFETE APORTA & ASOCIADOS
C/ Santa Engracia 128, 1º C
28003 - MADRID
Tlfs: 914 417 922 / 55 - Fax: 913 991 780
correo@bufeteaporta.es