Si una mujer divorciada o separada tiene una relación estable puede perder la pensión compensatoria, aunque no viva con su nueva pareja

El Tribunal Supremo en sentencia de 9 de febrero de 2012, realiza una interpretación amplia del concepto “vivir maritalmente”, y le quita la pensión compensatoria a una mujer divorciada.
Hasta ahora era preciso que la mujer divorciada residiera bajo el mismo techo de su nuevo pareja, y socialmente vivieran como si de un matrimonio se tratara, pero la nueva sentencia manifiesta “Aunque al parecer no se produjo una convivencia continuada bajo el mismo techo, se habían producido continuas permanencias y/o visitas de uno en el domicilio del otro, encuentros de manera pública en compañía del tercero en su vehículo y en diversos establecimientos hosteleros de la ciudad y sus alrededores. Este tipo de convivencia debe considerarse como vida marital y da lugar a la extinción de la pensión compensatoria”

BUFETE APORTA & ASOCIADOS
C/ Santa Engracia 128, 1º C
28003 - MADRID
Tlfs: 914 417 922 / 55 - Fax: 913 991 780
correo@bufeteaporta.es